Finaliza con éxito el proyecto de atención a la infancia de Lomé, en Togo

proyecto-finalizado-lome-togo

El proyecto de atención a la infancia en riesgo de exclusión, que, Solidaridad Don Bosco, junto a la Asociación de Salesianos Cooperadores (SCCC) de Lomé, ha desarrollado en el Hogar Mamá Margarita de Lomé (Togo) ha finalizado en febrero de 2019. El proyecto, que comenzó su implementación en enero de 2018, se ha desarrollado gracias al apoyo de la Diputación de Huelva.

Les preguntamos a algunos protagonistas del Hogar Mamá Margarita de Lomé, para que nos hablen de la marcha del proyecto y en cómo ha repercutido positivamente en el Hogar. Blaise Kpeni, administrador de los SSCC de Lomé, nos comenta el proyecto ha beneficiado a toda la comunidad gracias al facilitar el acceso al agua por medio del pozo y la torre del agua, que era una necesidad fundamental, así como el “disfrute de la zona cercada para el cultivo de hortalizas”, que ayudará a la alimentación y al sostenimiento del Hogar. “El proyecto también ha ayudado a apoyar la casa de acogida de niños en circunstancias difíciles y llevar el seguimiento educativo a 12 niños internos y a 30 niñas”.

Blaise valora muy positivamente la formación, tanto a las familias de estos chicos y chicas; como a los miembros de la asociación y a quienes ayudan en el acompañamiento de los menores. Para Joseph Olipoh, educador del Hogar, “son muchas las experiencias adquiridas”, y considera muy beneficiosa la formación como educadores, como ha sido “conocer el desarrollo psicosocial de los niños y aprender a educarlos conforme a su edad”.

La educadora Akouvi cree que los niños y niñas tienen muchas necesidades de cariño y que, como decía Don Bosco “no basta con amar, hay que hacerlos sentir que son amados”. Para Akouvi, “cuando se sienten amados, abren su corazón para contar todo lo que han pasado y lo que les lleva a hacer cosas inapropiadas”. Es un primer paso para iniciar una nuevo modo de relacionarse.
Varios niños y niñas del Hogar nos cuentan la “alegría de estar entre los demás y sentirse querido”, y cómo el Hogar Mamá Margarita les permite cambiar su comportamiento, y, retomar sus estudios. Aprenden a establecerse metas, ya estudiar con ánimo, a pesar de sus dificultades.

Tanto para Blaise, como para educadores y educadores, como para los chicos y chicas que atiende el Hogar, están muy agradecidos po el “apoyo financiero y técnico de la Diputación de Huelva y de Solidaridad Don Bosco, sin olvidar el compromiso de unos y otros, allí y aquí que han colaborado con el proyecto y lo han hecho posible. Desde Solidaridad Don Bosco nos sumamos a este GRACIAS.