Avanza el proyecto del Hogar Mamá Margarita de Lomé

lome-pozo-construido
El pasado mes de enero Solidaridad Don Bosco, junto con la Asociación de Salesianos Cooperadores (SSCC) de Lomé (Togo) y con la cofinanciación de la Diputación de Huelva; comenzó un proyecto que busca mejorar las condiciones de vida de un grupo de 30 niñas y 15 niños y puedan disfrutar de sus derechos básicos como son la educación, el juego y los cuidados que necesitan de sus familias.

El proyecto se desarrolla en el seno del Hogar Mamá Margarita, que se encuentra en la ciudad de Lomé, y atiende a niños y niñas menores de 15 años, cuyas familias tienen recursos limitados o se encuentran en pobreza extrema*, con riesgo de terminar viviendo en la calle, a merced de la explotación infantil, violaciones, etc.

El Hogar interviene con los niños y niñas de manera preventiva: buscando garantizar su educación, buena alimentación, tiempo de ocio saludable y mejorando las capacidades de sus madres y padres para garantizar su reinserción familiar en las mejores condiciones.

Desde el comienzo del proyecto ya se han realizado muchas de las acciones planificadas entre las que destacan:

  • La construcción de un pozo y su torre de agua que se dedicará a la agricultura en el terreno para el sostenimiento alimentario de los niños y niñas atendidos.
  • La adecuación de los espacios de cultivo necesarios en el terreno y el levantamiento de vallas para evitar la entrada de animales.
  • Se ha logrado que el Estado togolés envíe a dos profesionales de la psicología para atender a los niños y niñas que ya han sido víctimas de violencia, agresiones o abandonos.
  • La compra de una motocicleta, que permitirá aumentar el número de visitas a las familias de los niños y niñas, sus familiares, así como a las familias de acogida.
  • La revisión y actualización de todo el sistema de seguimiento, mejorando la recopilación de datos y los criterios de valoración de las familias.
  • El aumento el número de reuniones que el equipo educativo tiene con el Ministerio togolés responsable y del mismo modo con otras asociaciones y hogares similares en la ciudad.
  • Se han mantenido reuniones con las familias, para mejorar su formación personal como madres y padres.
  • Las formaciones para la mejora de las capacidades educativas del personal responsable del Hogar, en torno al desarrollo psicológico de los niños y niñas que se atienden.

Aunque no es un factor que se pueda medir numéricamente, uno de los principales resultados que consigue el Hogar Mamá Margarita es la felicidad de los niños y niñas. Desde un modelo de prevención, cada año, consigue que una decena de niños y niñas vuelvan a sus familias de referencia habiendo eliminado muchos de los riesgos que podían hacer que que terminaran sin familia o alejada de ellas.

El proyecto, así como el trabajo del Hogar Mamá Margarita, sigue avanzando hacia los objetivos planteados, y se comienza a ver la necesidad de nuevas propuestas de futuro. En concreto, el edificio del Hogar es de alquiler, tiene limitación de espacio y existen otras limitaciones que no permiten ciertas mejoras en la atención que se les da a los niños y niñas.

El próximo curso se nos plantea lleno de nuevos retos en la ciudad de Lomé, en los que desde Solidaridad Don Bosco seguiremos acompañando al equipo educativo del Hogar en su camino para conseguir que los niños y niñas de Togo puedan vivir felices y tener una educación que les permita desarrollarse y tener una vida digna.

*Pobreza extrema: según el Banco mundial, se centra en personas que no cubren sus necesidades básicas, que viven con menos de 1,25 $ al día.